15 mar. 2011

The Blood Witch Darkness Feelings (TBW)


In Principio.

Seres poderosos los Akers, grandes y sabios demonios conocidos como Faunos, decidieron compartir sus poderes con las mujeres de la tierra. A cambio de que estas le prestaran culto y devoción.  A estas mujeres, cuyos poderes se asociaban con cultos a demonios, transformaciones y levitación, se les conoce hoy en día como Brujas.

Las Brujas, cegadas por los grandes poderes que obtenían de los Akers, se convertían poco a poco en marginadas de la sociedad, marcadas y temidas, por siempre. Muchas de estas, presas del miedo y la desesperación de la sociedad, desertaron de su condición, buscando así la felicidad propia de cada una. De ello que surgieran grupos selectos, conocidos como aquelarres en donde estas comunidades de brujas se reunían alrededor del Aker y este le brindaba sus infinitos conocimientos.

Un día, una de las brujas “accidentalmente” cazó y se alimento de uno de esos Akers. Inmediatamente, adquirió todos los poderes de éste, la tan ansiada inmortalidad, junto con un hambre y sed insaciables por estos seres. Esta bruja, difundió la información de tal forma que juntó todo un aquelarre para cazar a un solo Aker. Gracias a los nuevos poderes de la Bruja, consiguieron hacerse con este y lo repartieron entre ellas.

Los Akers, al ver que las mujeres humanas se habían vuelto en su contra, iniciaron una gran búsqueda y erradicación de estas, pero, para ese tiempo, ya ellas habían creado descendientes. Jóvenes fuertes, hermosas y poderosas que fácilmente podían acabar con ellos, devorándolos con su hambre y sed insaciable e incontrolable. Por lo que los Akers decidieron tomar medidas, crearon descendientes a su vez con vientres humanos, muchachos guapos y valientes que iban al apar con las jóvenes brujas, aliándose con las ordenes humanas y barriendo continentes enteros, iban por todos aquellos que osaran practicar sus enseñanzas, se conoce entonces como la Gran Cacería de Brujas  de los siglos XV y XVIII.

Al final, tanta guerra y masacre involucró también a las familias humanas de cada uno, humanos, que tanto brujas como Akers amaban. Tanta desesperación, soledad y odio terminó en un aislamiento de cada especie, de cuando en cuando, con el paso de los siglos, sus caminos se cruzaban. Generando una que otra trifulca, pero el número de ambos acabó por bajar. Ya que grandes cantidades se suicidaban...porque, la vida eterna no les permitía estar con aquel ser que amaban, cualquier humano común no tiene la posibilidad de vivir tanto como ellos...

Por esto, el  número de Akers y Brujas en la actualidad es de diez por cada puñado de humanos. Sociedades dispersas pero perdurables, con un número específico de descendientes poderosos y hambrientos controlados por las mayores de las familias de cada parte...de ese desenfreno de sangre, masacre, guerras y pasiones prohibidas nacieron Elly Kedwards y Aart AkerbeltZ. 

No hay comentarios: